Si continua navegando entendemos que acepta el uso de cookies.    
  • 08551 Tona (Barcelona)    
  • info@katakrak.com    
  • (34) 646.255.079

Cómo trabajamos


Desde los inicios, lo que nos ha permitido concretar nuestro trabajo ha sido tener siempre presente estos tres conceptos: Juego, creatividad y reciclaje. Es decir: Hacemos ingenios con retos originales a alcanzar (juego), que nosotros mismos inventamos (creatividad), con materiales recuperados (reciclaje) y para todos los públicos.


Qué interviene en nuestro proceso creativo:

  •  Nuestro imaginario de objetos: A lo largo del tiempo nos hemos encontrado muchísimos objetos de origen casero o industrial. Esta gran cantidad de formas, mecanismos, calidades y texturas que hemos interiorizado nos permite encontrar relaciones del todo originales entre los objetos y nuestra voluntad de crear artefactos lúdicos itinerantes.
  •  El conocimiento: Conocimiento de todo tipo de técnicas, de nociones básicas de electricidad, de fuentes de energía, de herramientas de ensamblaje y manipulación de objetos, de mecanismos, de pinturas, de dinámicas de juego y de las habilidades humanas, conceptos como la rejugabilidad... Hemos aprendido y debemos aprender constantemente en todos estos ámbitos para poder dar salida a lo que imaginamos.
  •  La voluntad y pasión por nuestro trabajo Sin una dosis muy grande de voluntad y pasión ni habríamos empezado esta aventura ni hubiéramos podido sostenerla a lo largo de tantos años. La idea de que seguimos y nos reta constantemente es crear artefactos nuevos para ser disfrutados por el gran público aportando valores que creemos positivos, como la sostenibilidad y el aumento de la auto-suficiencia y la creatividad.

Este tres ítems se amplían y se retroalimentan durante las horas de trabajo en el taller.





En “L’Animalada” el trabajo se ha centrado en encontrar las correspondencias entre las formas de los objetos y las formas animales y entre las funciones de los animales y las posibles dinámicas de juego.

En “Els Recicloperats” tenemos como objetivo encontrar dinámicas de juegos interesantes dejando las piezas encontradas el máximo de íntegros y reconocibles posibles.

Los “Enginys Eko.poètiks” surgen del interés creciente hacia los residuos eléctricos y electrónicos, por el convencimiento de que a través de ella podíamos conseguir retos más mágicos y para dar un ejemplo más de cómo conseguir energía de forma sostenible.


Todos ellos comparten el reto de alcanzar artefactos simples, resolutivos, seguros y atractivos para un público muy amplio.



Nuestro espacio de trabajo: El taller.


El taller es nuestro espacio de pruebas, es el almacén de los juegos y donde acumulamos los objetos y materiales. Los juegos los pensamos mientras desayunamos, yendo en coche, antes de dormirnos, en la ducha... pero para crearlos y probarlos tenemos el taller, que es también el espacio donde entrenamos para hacer las demostraciones en las actuaciones.


Siempre está lleno de todo tipo de utensilios que nos han parecido interesantes y que hemos salvado de un futuro mucho menos atractivo... A muchos de ellos ya los hemos encontrado una nueva vida, otros lo esperan con ansia. Con el tiempo se convierte en un espacio muy querido ya que es donde tenemos los fracasos y los éxito más espectaculares. Es donde hicimos la trompa del elefante, de la que salió el flamenco después de meses de insistir; es donde los 'curamos' de las peladas y los golpes que a veces se hacen; es donde hay, entre otros, la farola mirándonos toda triste y recordándonos que ella debía ser una jirafa...


El taller viene a ser la casa de nuestros juegos, de donde salen y donde vuelven a descansar después de cada actuación (y a saber qué hacen por las noches, cuando se apagan las luces y se quedan solos...).


También es el lugar donde acumulamos y ordenar el material más casero para proponer nuestros talleres colectivos Trastuss.